fbpx
Home Lo mas visto La agricultura intensiva ¿Creó un monstruo?

La agricultura intensiva ¿Creó un monstruo?

by Cultiva Futuro
agricultura-mosntruo

Desde hace más de 200 años de intensificación de la agricultura moderna, una planta se ha convertido en una de las especies de maleza más resistente a los herbicidas, se cataloga como de las más invasivas y dañinas en la actualidad, esta planta es el cáñamo acuático común (Amaranthus tuberculatus)

Se evaluó la resistencia de A.tuberculatus a los inhibidores de la acetolactato sintasa (ALS). Concluyendo que al menos una población ya era resistente a los inhibidores de la ALS cuando se introdujo en Italia y un solo haplotipo con una mutación se compartió entre seis poblaciones.

Esta planta se ha expandido por las prácticas agrícolas que aplican presión selectiva sobre la maleza. Investigadores de la Universidad de la Columbia Británica en Canadá han revelado los efectos de las mutaciones que han sido impulsadas por el ser humano, esta es la razón por la que se ha vuelto tan abundante.

Los hallazgos que dio a conocer la Universidad servirán en un futuro para la creación de estrategias y gestionar mejor las malezas. Durante más de 200 años, las prácticas agrícolas en América del norte se intensificaron rápidamente, esto provocó cambios ambientales extremos para especies adyacentes no agrícolas. Entre esos cambios ambientales extremos se concretan la alteración del suelo, la adición de nutrientes y la aplicación de pesticidas y herbicidas químicos.

Existen algunas especies como el cáñamo acuático común, esta maleza compite con cultivos de gran importancia como el maíz.

Los hallazgos que hicieron en este estudio muestran como las consecuencias medioambientales moldearon los cambios genéticos en esta planta, se hallaron cambios en el área de distribución, el crecimiento, la tolerancia ambiental y la resistencia a los herbicidas.

El estudio se titula “Rapid weed adaptation and range expansion in response to agriculture over the past two centuries”. Y se ha publicado en la revista académica Science. (Fuente: AAAS)

You may also like

Leave a Comment